Verónica, la bartender

XXIII

Si lo hubiera sabido antes…

La bartender efectivamente es una cabrona, una cabrona adorable. En lugar de ponerme a leer como una geek desesperada de información, hice estudio de campo.

Llegué al bar del hostal/cabaña/home y como ya era tarde, estaba lleno. Entré muy segura de mí misma, claro, después de haber pasado media hora arreglándome. Me peiné, me maquillé y saqué esa mexicana que llevo dentro: la del glamour. Obviamente cuando ingresé al bar much@s voltearon a verme. Esa soy yo, la Luna nueva.

No miré a nadie (obviamente), fui directamente al bar. Le dije a la bartender que quería una de esas cervezas tan famosas en este lugar y me dediqué a observarla. Fue tanta mi dedicación, que los presentes seguramente pensaron que yo era lesbiana y estaba estudiando a mi siguiente presa. Sí, estaba estudiando, pero a la maestra.

Verónica (su nombre) es una experta en manejo de personal. No sé bien qué sucedió justo antes de que yo apareciera pero escuché una conversación que iba más o menos así:

(Hombre español que gritaba)

–          Me siento realmente engañado, esto no es lo que me vendieron.

(Verónica, muy seria, cortante, ruda)

–          Entiendo, ¿gusta hablar con alguien? ¿le busco al gerente?

–          No es necesario, sólo le estoy diciendo que no deberían de hacer este tipo de cosas.

–          Lo entiendo, por eso le digo que le busco a alguien que atienda su queja.

–          Estoy hablando con usted.

–          Le voy a pedir, por favor, que no me hable así, no me grite.

(Es mi heroína, yo creo que yo a. Me hubiera apanicado/llorado, b. Me hubiera puesto roja del enojo y hubiera sido realmente grosera… poco probable, claro.)

–          No, si no le estoy gritando.

–          Entiendo su molestia, pero no va a venir a hablarme así. ¿Quiere que le devuelva su dinero?, con gusto.

(Hombre español ¡mucho más tranquilo!)

–          No, si no es eso, sólo que no es honesto hacer eso.

–          Como guste. ¿Es todo?

–          Sí, le pago.

Verónica tomó el dinero y se metió a la cocina. Es hombre tomó sus cosas y salió del bar. ¡Bravo!

Mi heroína salió del bar hecha una furia, hablando con los otros ocupantes de la barra.

-¿Quién se cree para venir a hablarme así?

Todos miraban en silencio y podría jurar que le tenían miedo pero a la vez querían dejársele ir encima o, ¡qué sé yo!, abrazarla y darle chocolates en la boca para que se tranquilizara, para que dejara ir el mal rato.

Cuando se me acercó, yo seguía en shock. Se había defendido como una reina. Vio mi cara de idiota y se río.

-Es que hay que poner límites siempre, ¿no crees?

– Si supiera cómo… (la Luna de siempre ha hablado).

Verónica soltó la carcajada y después de decir lo siguiente, guiñó el ojo y se metió para sacar una cerveza y venir a tomarla conmigo.

–          Sólo escucha a la cabrona que llevas dentro. Eres mujer, ¿qué no?

Anuncios

11 Respuestas a “Verónica, la bartender

  1. jajajaja..-…– asi mero se aprende!!!

    vire, estudia, aprende, aplica, trasformate !! jajaj

  2. pues creo que yo si soy una c…
    pues ¿que me hablen feo?… ¿un tipo que ni conozco?… ¡no señor!… ¡si ni a los que me gustan, menos a un pelafustan desconocido!….

    en algún momento de mi vida no reaccionaba cuando era debido (aunque pensaba mucho… como dices)… pero ahora… creo que a veces me falta pensar un poco y reaccionar más sosegadamente…. todo es cuestión de equilibrio… eso es lo que estoy aprendiendo…

    lindo tu blog, me gusta tu desenfado para decir las cosas…

    saludos pues!

  3. Me siento completamente identificada contigo, tengo 24 años y me sigo sientiendo de 20 en el terreno amoroso, dos historias de amor en una me lastimaron y en la otra lastimé; espero que las dos aprendamos a ser cabronas.

  4. Me encanta, me encanta. Qué bueno que descubro el blog cuando apenas empieza, para poder seguir las entregas a su debido tiempo, no como en Ciega a citas.

  5. …. y porque la cabrona que llevo dentro no sale cuando más la necesitooooo!!!!!… creo que tengo que trabajar en eso.
    También la bartender es mi heroína!

    saludos!

  6. mmm pues no ni para admirarla, mujeres q admirar hay un chingo y ams cabronas, la neta es que creo q si nunca desmintiò al cliente es por q èl tenia la razòn, ahora bien, a final de cuentas se alquilan y dan un servicio, pero creo q eso implica amabilidad, y corteìa si ella relamente se hubiese comunicado de la manera correcta noooo el cliente no le hubiese levantado la voz, nooo mija patancita la mujer, prefiero seguir a cabronas q traen a hombres ogts en chinga no mujeres groseras y poco amables, lo siento.

    hablo solo del personaje que cuentas tal vez la realidad sea distinta.

  7. Muy buena historia. Ojalá todos siguiermaos eso de escuchar lo que nos dice esa voz que a veces se llama “sentido común”.

  8. Joder¡ yo siempre quise ser Bartender

  9. Bienvenidos todos… pues bueno o malo, esa es la historia, y para mí, es muy bueno. Darse su lugar es admirable.

  10. Jajajaja… qué buena onda, yo también quiero ser como ella, a diferencia de Lunanueva yo no creo que haya sido grosera.

    Es tan difícil saber defenderse…

    ¡¿en dónde se aprende eso?!

  11. Pues yo creo que los servicios de deben dar con amabilidad pero si el cliente no es amable AUN cuando su queja sea fundamentada.. se deben poner limites, tener necesidad de trabajar no va en detrimento de la dignidad y el respeto a ti u otros seres humanos.

    Como personas educadas debemos ententer que el empleado es eso , un empleado y muchas veces no esta en sus manos… en ocasiones si es su responsabilidad directa.. pero por eso el criterio de como se reclama y como se atiende.. debe basarse en respeto y finalmente como trates seras tratado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s