Back to real life

XLIX

Hace un mes que comencé a escribir este diario. Hace un mes que no me paraba en la oficina y las cosas siguen extrañamente igual. No sé por qué a veces se idealizan las cosas, incluso llegué a pensar que al volver me esperaría algo nuevo, pero no.

Anoche soñé que mi jefe me echaba sal en la almohada, ¿significará algo? Llegó el momento de enfrentar cosas y algo raro sucede: no tengo miedo.

Busco crecimiento profesional y económico y con tanto impuesto en aumento, precios estratosféricos hasta por los frijoles, no queda más que buscar opciones si aquí no se da una buena.

Pero mientras sigo disfrutando del bronceado de fin de año. Qué manera de terminar un año que me había dejado como  marioneta sin cuerdas y bien usada.  Tim es todo lo que una buscaría en un hombre para establecerse, no lo puedo negar. Aunque tiene dos grandes defectos: vive muy lejos y llegó en mal momento en mi vida. Ahora mismo no quiero eso.

Mientras tanto, los mensajes y correos electrónicos van y vienen.

Lo que son las cosas, nada más medio me emparejo y los hombres salen hasta de las coladeras. Rodrigo, obvio, no ha desaparecido. Ahora no llamó para Año Nuevo, pero me envió un mensaje y cometí el error de contestarlo, creo que piensa que somos amigos de nuevo. Ya lo arreglaré.

Mi antiguo profesor de Historia Mundial me contactó por Facebook y me declaró su amor en un correo. El primo de una de mis mejores amigas de la universidad por ese mismo medio no me deja en paz preguntándome “que hases? Estas casada, diborciada, tienes ijos?” Sólo por la ortografía me da repulsión el pobre, ¿qué culpa tiene de ser medio ignorante y yo tan especial para la ortografía? No dejo de ser periodista.

Y anoche recibí una peculiar llamada. Como soy muy mala para el celular y los medios electrónicos, no escuché cuando sonó el teléfono. Lo que sí oí fui el mensaje de voz:

“Hola Luna, soy Santiago. Estoy por llegar a México (se fue a Aspen para recibir el año) y me encantaría festejar contigo el Día de Reyes. ¿Rosca y chocolate en mi casa? Te marco cuando llegue. Un beso.”

Sigo con cara de asombro… ¿qué les pasa a estos hombres? ¿Será que funciona lo de ser malita? Sigamos averiguando.

Anuncios

5 Respuestas a “Back to real life

  1. ah claroo cuando mas quieres estar de relax emocional no se de donde salen los monitos jeje… pero bueno un patrocinador para el cine, el cafecito, el barecito no nos cae nada mal jeje.

  2. no.. es el veinte diez y es un presagio por cada diez maldades te saldran 20 hombres

    je

  3. Holaa me gusto eso de que se declaro tu maestro de historia, y mas que fue por correo; y el ultimo galan, hasta yo me perturbe, asi como decir que no jaja, mandalos a volar todos menos a Tim, el es seguro, el esta lejos :), cudiate.

  4. mmmm eso de volver ala vida real despues de vacaciones es dificilisimo!!!!

  5. ùjule esas son las cosas extrañas q pasan en este mundo al revés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s