Una triste cita doble

LXII

El sábado salimos los cuatro: Santiago y yo, Charles y el amigo de Santiago, cuyo nombre omito por pudor. Yo no sé qué le pasó por la mente a este hombre que pensó que MI hermano podría hacer pareja con ESA cosa.

No es por presumir, pero mi Charly es un cromo de hombre, además de una bellísima persona. El del nombre omitido no era feo, para nada, pero desde el principio, un patán disfrazado de mariposa en todo su esplendor.

Nunca he entendido por qué hay muchos gays que hablan muy afeminados y con la nariz gangosa, no entiendo  por qué gangoso. Quizás es más femenino o no sé. Pero este hablaba así, por lo que podríamos imagina a una dama… pero no.

Santiago y él tienen negocios y desde cuando que le pedía un candidato “digno” para él. El buen samaritano de mi cita pensó que sería una magnífica forma de quitárselo de encima, pero, claro, perjudicando a mi parentela.

Pasamos la noche escuchando la plática de ese individuo, su “Yo he hecho”, “Yo he ido”, “Yo pienso”, “Conozco a…” acaparó obviamente la charla. Además, sus modales eran… de camionero. Por eso mismo no le creo lo de la dama mariposa y lo de trailero de autopista federal. No, no hay un match lógico.

Lo más hermoso de la noche fue cuando comenzó a hablar de “la novia de Santiago”. Casi me atraganto cuando escuché esa frase. Mi acompañante corrigió que era “ex” (“¿Qué no se acaba de divorciar?”, pensé, “Los hombres no pierden ni un minuto”). Entonces esto doblemente me arruinó la velada. Santiago no dejaba de prestarme atención y de distraer la plática del tema de su “novia-exnovia”, de quien yo no sabía un ápice. Pero yo, en mi lista mental, lo bajaba varios puestos del ranking al que lo había subido.

Este muñeco tendrá que esforzarse más. Oh, vaya que sí.

Salimos Charly y yo tomados del brazo, alejándonos lo más posible de nuestros acompañantes. Regresamos en silencio, creo que el del nombre omitido había bebido de más, porque se quedó dormido en el auto. Al bajarnos hubo un extraño e incómodo silencio.

-¿Te llamo mañana? –Me dijo.

-Mejor el lunes, mañana estaré ocupada. –contesté como si nada.

Y así, me subí a mi casa sin despedirme.

Anuncios

9 Respuestas a “Una triste cita doble

  1. Esos detallitos de mentir o decir verdades a medias que los hombre tienen , son un deficit de evolución…

    si las mujeres han desarrollado con lo siglo un sexto sentido en esos casos y por si fuera poco una de las orejitas sexis que no solo sirven para los aretes es casi un sofisticado detector de mentiras…. ” ser politicamente correcta ” evita demostrarlo cada minuto pero no deja de ser asi y la otra orejita es un amplificador de sonidos ..

    hombres enterense d euna buena vez<

  2. si.. creo que en algun momento y en el sitio menos pensado ahi saldrá una verdad que aplastará por delante todo lo que ya habiamos ensalzado¡

    vaya tino el de la mariposa camionero.. o como era? jejeje

    que se esfuerze.

  3. Qué se enteren!! y como no me apresuré, puede bajar del pedestal antes de que si quiera le hubiera tocado un pelo. Eso es muy liberador, porque te hace sentir… cómo decirlo? Llena de poder?

  4. Holaa que buen post, ahora si te viste muy buena, ¿como dejar que tomara protagonismo el sujeto aquel?, yo tambien tengo la misma duda ¿porque a muchos gays intentan segun ser delicados?, insultan tanto a los hombres como a las mujeres, o que los gays ¿no se enamoran de un hombre muy hombre? tu te mereces lo maximo, recuerdalo, no eres premio de consolacion, a si como tienes cosas malas tienes infinidad de cosas buenas, si alguien esta cerca de ti es porque quiere estar alli, se tu misma, nada de querer quedar bien, suficiente tiene uno cargando su ego para cargar con el ego de alguien mas, tu encargate de lo tuyo que es mas importante :).

    Te mando un beso cuidate.

  5. Creo que todo esto se trata, más que ser “buena” o “mala”… de amor propio… de saber que uno vale lo suficiente como para ser el “premio mayor” (literal)

    Muchos saludos y gracias por pasar por mi blog^^

    cuidate!

  6. Vaya cita, en fin a seguir, y no caer de nuevo en el juego de palabras en el cual siempre nos dicen una cosa y la verdad es otra.

    Y dile a Charly que no desespere el correcto tambien le llegara.

  7. Si, creo que las mujeres necesitan un sexto sentido, y hasta un séptimo, para escuchar todo aquello que no decimos de nosotros mismos XD

    Y creo que la mala educacion trasciende los géneros, por lo visto.

    Tomatelo con calma. A lo mejor esto le sirve al indiciado para decir todo aquello que no ha dicho, aunque no es buena nota en su expediente el callar esos detalles

  8. Las citas dobles nunca salen 100% bien…hay demasiada gente involucrada…creo

  9. por eso a veces prefiero uno conocido que andar descubriendole “cualidades” a los queda-bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s