La titiritera

LXXXI

Estoy revisando la lista de opciones de trabajo que tengo. La de la entrevista de hace días sigue en standby. Me dijeron que fuera paciente, pero aún sigo sin saber qué significa eso, así que saqué una vieja libreta de amigos de mi papá.

Llamé a cierta celebridad televisiva experta en Relaciones Públicas, al dueño de una gran editorial, al director de comunicación de una farmacéutica, a la dueña de una editorial independiente, al jefe de información de una televisora, al director de recursos humanos de un periódico y hasta al asistente personal de uno de los hombres más ricos del mundo y que tiene muchas fundaciones.

A todos les daba el speech, “Soy Luna, hija de don F.C…” y ahí justo los hilos se comenzaban a mover al ritmo de mis palabras, de la cadencia de las sílabas y la manipulación de los recuerdos compartidos.

El agradecimiento es una gran virtud. Y por algo soy la hija de mi papá. Hoy lo comprobé.

Anuncios

4 Respuestas a “La titiritera

  1. Holaa excelente actitud no quedarse quieto cuando algo se busco, seguro que abra algo, bonita semana un beso.

  2. Igualmente, Karl

    Como siempre, gracias por pasar y comentar. Saludos!

  3. Es la mejor herencia que un padre puede legar a sus hijos,un buen nombre y contactos. Suerte! Besos tía Elsa.

  4. entre tu lista de opciones verás que nos estarás contando que ahora no sabrás cual de todas vas aescoger 😀
    Buena vibra!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s