Un Daniel para cada cena

CXIII

No recordaba lo divertido que es este hombre. Cuando sea mayor, quiero tener su vida; bueno, algo parecido.

Cuando era adolescente fantaseaba con el novio perfecto, el súper cool: bien viajado, bien vivido (lo que sea que fuera eso a los 15 años), buena onda, dulce y ─¿habría que aclararlo?─ guapísimo.

Con la edad una no se vuelve más… miedosa o conformista, pero realista, no.

Por eso, el tener al francés guapote que conocí en el Fin del Mundo junto a mí, para mí solita de nuevo, fue el remedio perfecto ante la partida de Tim.

Sí, ya sé que pensarán que no puedo estar sola y sí que puedo, sólo que no me dejan.

¿Qué culpa tengo yo de ser tan irresistible? JA. Tenía que escribirlo.

P.d. Sólo fuimos a cenar.

P.d. 2 No tengo certeza de que NO sea gay.

P.d. 3 No sean metiches.

Anuncios

5 Respuestas a “Un Daniel para cada cena

  1. Jajajaja, es bueno que te sientas bien, disfrutalo!!!!

  2. Los danieles siempre traen consigo brios nuevos, sorpresas, ilusión mediática… supongo que estoy siendo muy idealista.

    🙂

  3. Holaa ok no dire nada al respecto, pero que bonito patito negro con estola, ese patito ¿se convertira en cisne? o ¿es un pato negro como daffy? o ¿es pata?, por cierto ¿como va el trabajo? un beso y que estes muy bien.

  4. y para que estar sola, cuando la compañia se pone de modo jejeje

  5. Jajaja, patito negro, es sexy. ¿saben qué es ese pato????

    Jana tú sí sabes. Jo soñar no cuesta nada… no crees? además, ya lo dijo lojuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s