Y el francés…


CXXV

Fue divertido, fue intenso y fue… fue.

Después de las dudas, de esconderme y de crear miles de pretextos para no hablar con Tim, salí un par de veces más con Daniel.

Ahora tengo promesas de Nueva York y Seatle (quizás sea Vancouver luego), promesas de ojos verdes y cafés, con acento gringo y francés, promesas más altas y más bajas. Pero a fin de cuentas son promesas. A mí lo que más me gustan son las realidades y de esas, no nos queda ya ninguna.

Anuncios

3 Respuestas a “Y el francés…

  1. Eso es lo triste… la realidad siempre supera las promesas.

  2. Holaa mmm este post me sono a que estas sujeta a las circunstancias, y ¿donde quedas tu? ¿que es lo que deseas?, porque esta bien que de lengua te comas un taco, pero nunca he sido partidario de haber que pasa, soy mas de lo que quiero y deseo, si no se puede ok, si se trata de personas respetar, si se trata de objetivos seguir de necio, es lo que luego confunde la gente, una cosa son las personas y otra los desos profanos; si esta bien no los conoces lo suficiente, solo te mueven cosas, ya encontraras al indicado, no te pongas nostalgica, en la mañana tube un pensamiento de que cuando tenga hijos o hijas les diria como conoci a su madre y lo dificil que fue hallarla de las personas anteriores a encontrarla, que no sufran por no lograr encontrar a la persona adecuada a la primera, ya la encontraran con el tiempo lo importante es seguir buscando, porque podriamos decir ok estare sola o solo no hay nadie para mi, pero que aburrido pensar asi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s