Sí, señor secretario

CXXXI

Así dije cuando me llamó el diossecretariodelSecretario y me pidió que subiera a su oficina.

Me arreglé y pasé por enfrente de las secretarias bitchy que murmuraban porque se habían dado cuenta de que sexy pantalones azules me buscaba.

Fue la primera vez que escuchó mi voz, al menos ya sabía que no estaba muda. Aclaré mi garganta –para la segunda impresión- y, obviamente, me polveé un poco, ya saben, nada exagerado. Las víboras seguían de cerca mis movimientos.

Cuando entré a su oficina, él me esperaba con una gran sonrisa, de pie, tomando su saco.

─¿Lista?

De nueva cuenta no sabría cómo sonaba mi voz, así que hice un esfuerzo y lo que salió fue más bien una mezcla entre gruñido y gallo puberto.

─¿Para qué? ¿Lista para qué?

─¿Viste la hora? Vamos a comer, te invito. Anda.

Y así, tuvimos nuestra primera cita… ever!

Anuncios

5 Respuestas a “Sí, señor secretario

  1. pues ahora seras como galla claudia
    en vez de gallina

    jajaja

  2. carajo¡ esa es mi galla¡

  3. Aqui abundan las mujeres con agallas. Bravo!! 🙂

  4. ¿y nos vas a platicar cómo te fue?. Coincido con Jo, esa es nuestra galla!!!!

  5. Holaa, ea ea muy movida la semana ¿ no?, 😀 debe ser la primavera 🙂 un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s