Cuentos para niños


CXXXV

Abril, mes del niño. Por todos lados vemos que se aproxima el día 30: en la televisión, en la radio, en las notas de los periódicos, en las escuelas y hasta en el Twitter; todos con la locura de festejar a los peques.

Sería idiota decir que “ser niño es una de las experiencias más maravillosas del mundo”, pero si lo escribo ustedes entienden perfectamente a qué me refiero.

A mí la infancia me trae recuerdos  muy felices y de inmediato la asocio a fantasía.  Mi niñez estuvo llena de momentos de ilusión, de sueños y de cuentos.

Mi padre, como les he platicado ya, vivía de las letras y entre ellas y, claro, siempre había una buena historia que contar: en el auto rumbo a la escuela, en las noches antes de dormir, en los viajes familiares y hasta en las comidas con nuestros amiguitos.

Pero cuando se iba la luz no era papá sino mamá la que siempre se llevaba el estelar. Ese era el momento ideal para juntarnos los 5 a escuchar cuentos y yo, por ser la mayor, era la que pedía el primer relato. Siempre, por años y años, escogí el mismo: la historia de mi nombre.

─Bueno, se las voy a contar una vez más ─decía mamá haciéndose la sufrida, pero en realidad era la parte que más le gustaba de los apagones.

Los tres niños nos emocionábamos muchísimo, incluso Tamara siendo muy chica, y escuchábamos lo más atentos posibles.  No hay que decir que me sentía muy orgullosa de ser parte de esa ya casi leyenda de familia.

─Sucedió cuando era muy pequeñita. Una noche, así como esta, llovía mucho y se fue la luz. A mí me daba miedo la oscuridad por lo me acerqué a la ventana ya que algo brillaba del otro lado. De pronto, vi en el cielo un balón plateado enooooorme y resplandeciente. Había tanta luz que podía ver del otro lado de la calle, y en ese justo instante me enamoré. Entonces llamé a mi papá a gritos, “papi, papi, mira, mira”, le decía señalando por la venta. “Acabo de descubrir la cosa más maravillosa de todo el mundo, es gigante y brilla”. Su abuelo se acercó un poco preocupado a la ventana, soltó una carcajada cuando se dio cuenta de lo que hablaba y me dio una fueeeerte abrazo. “Esa es la Luna”, me dijo. Yo, emocionada, se la pedí: la quería para mí solita. Él me miró con una expresión como de niño, como la tuya Charly, y salió sin decir absolutamente nada. Me confundí un poco pero pronto lo vi salir  al jardín con una palangana en la mano; la dejó debajo de la lluvia y se metió de nuevo a la casa. Bajé las escaleras a encontrarme con él y me dijo que le ayudara a preparar un chocolate caliente mientras se pasaba el aguacero. Pero yo sólo tenía una cosa en la mente: el balón plateado. Me asomaba por cada ventana que pasábamos intentando verlo: enorme, saludándome. Cuando el agua se calmó, mi papá me tomó de la mano y me llevó al jardín, justo frente a la palangana que había dejado antes. Me dijo: “Asómate”. Y ahí estaba, dentro de la cubeta vi aquel objeto precioso reflejado en el agua. “Mi niña, la Luna es para ti” y desde entonces, Luna siempre ha estado para mí.

En ese momento mi mamá me abrazaba y yo lloraba o brincaba o aplaudía o le pedía que me la contara de nuevo.

Creo que por eso a mí no me da miedo la oscuridad: la oscuridad es tiempo de cuentos para niños, aunque estemos solos; es tiempo de amor, de pasado y de fantasías.

Así que abril es mes de niños, de luna, de sueños e historias.

Anuncios

6 Respuestas a “Cuentos para niños

  1. Que hermoso! se nota que eres hija de un hombre de letras, llevas en la sangre la escritura

  2. Una preguntica… los muñequitos que aparecen al lado de los comentarios, se puede elegir que muñequito aparece? el de mi comentario no me gusta 😦

  3. Que bonito tu relato, ahora cuando vea la luna llena y luminosa me acordaré de ti. Besos tía Elsa.

  4. tienes un nombre divino. al igual que tú soy fan de la Luna, su luz nos da una vibra muy especial. Me encanto el relato de tu nombre .D

  5. Amaranta, jajajaja, ya sé a qué te refieres. Lo intenté, pero no supe cómo hacerlo =(
    Tienes cuenta de wordpress? si comentas con ella, sale tu avatar normal.

  6. que bonita historia! me inspiroo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s