Una ridícula propuesta

CXLIX

Trataré de ser lo más objetiva posible, porque sigo afectada.

Llegaron Charles y Peter a mi casa, de sorpresa. Cargaban una canasta (tan monos ellos) llena de carnes frías, quesitos y pan rústico, un Malbec divino y una sonrisa de oreja a oreja. O sea, traían algo entre manos.

A este par lo conozco bien, así que con mucha desconfianza los invité a pasar.

Mi casa estaba un poco desordenada, Maru ha estado enferma y me ha tenido un poco descuidada, por lo que me tocó hacerla de Lunicienta en lo que francamente apesto (flojera máxima). Hubiera sido mejor que me avisaran que venían, para poner un poco de orden, pero así, con caos, nos sentamos en la sala.

Platicamos de mi trabajo, de los casi alumnos de mi hermano, de los proyectos de mi cuñado, de mi mamá y Tamara… Una copita, otra más. ¿Más vino? Sí, cómo no; total, mañana no hay trabajo.

Justo cuando estaba por pensar que mi condición mental era grave por haber pensado mal de ellos, soltaron la sopa.

─Luna ─comenzó Peter, haciéndola de jefe del hogar ─tú sabes lo mucho que te queremos, lo mucho que significas para nosotros.

Con ese inicio sentí algo en el estómago. No fue bueno.

─Es que…─ interrumpió mi hermano ─no puede haber nadie más perfecto que tú.

─A ver… no estoy entendiendo… ¿para qué?

Peter tomó de la mano a su marido, conteniéndolo y apoyándolo, y continuó.

─Bueno, tú sabes que desde antes de separarnos estamos pensando en adoptar. Pero se nos ha ocurrido una idea mejor.

─Queremos que seas vientre sustituto para nuestro bebé. Tomaremos un óvulo de donación y sería genial que naciera de ti. Ya sabemos que es mucho pedir y que quizás no te lo hayas planteado, pero… queríamos pedírtelo. Si no quieres está bien, sólo… estamos comenzando con la propuesta ideal ─soltó en una ráfaga Charly.

Yo me quedé helada… como si me hablaran en otro idioma. Poco a poco reaccioné mientras todos permanecíamos en silencio. Ellos viéndose mutuamente, y yo… mirándolos, tratando de entender.

Y entendí.

─Están bromeando, ¿verdad? Esto no es Friends. ¡Eso no pasa! ─comencé a alterarme.

Lo que vino fue un largo monólogo de mi parte que terminó en llanto, pidiéndoles que se fueran, que me dejaran sola y que no, no sería su “vientre de alquiler”.

Ahora me siento un poco ofendida, un poco conmovida y un mucho confundida. ¿Qué significa todo esto? ¿Este tipo de cuestiones son las que se supone que enfrentemos los adultos?

¿Será tiempo de plantearme de una vez y por todas, la posibilidad de ser madre?

¿Qué demonios se supone que haga con todo esto?

Anuncios

3 Respuestas a “Una ridícula propuesta

  1. Holaa bueno segun lo que escribes y los hechos, la verdad estan siendo muy egoistas tanto tu hermano y tu cuñado, pensaron en ellos antes que en ti, porque conociendote aun asi se atrevieron a pedirte algo asi, ahora ok son unos idiotas pero te quieren, seguiran haciendo tonterias, no pienses que es personal, diles muy seria que no pasa nada, pero que no vuelvan a hablar del tema porque entonces si te enojaras de verdad, ahora respira hondo, y no le des muchas vueltas al asunto, fue un desafortunado abrupto de su parte, no pienses de mas con eso de ser mama, un beso.

  2. .Saиđяîиε.

    opino igual que Karl… no es nada más cargar “al bb” es todo lo que eso implica… no te ofendas… no te hagas problema… eso es una decisión que no debe tomarse a la ligera.. y si no has sido madre todavía ha sido por algo (y no porque no hayas podido)… asi que … tu tranquila .ok

    besos

  3. Auch! Tengo muchas ideas y no me decido por cual publicar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s