El hombre de Hierro

CLXI

No tengo ganas de hacer nada en la oficina. Ahora todos me tienen miedo y sé que están cuchicheando que cómo es posible que DiossecretariodelSecretario salga conmigo. Cómo son chismosos, hemos salido pocas veces.

Como no me gusta que hagan chisme de dónde no hay, vamos a ponerle remedio al asunto.

(Un minuto después)

−Díagame –contestó su línea privada

−Tengo un secreto que contarte: amo las películas de súper héroes. Como tengo una reputación que guardar, no lo hago público, así que tendrás que ser discreto.

Soltó una gran carcajada y yo seguí sin darle tiempo a nada.

−¿Cómo ves si me invitas a ver Iron Man en la noche? Puedes ir disfrazado si quieres.

Estas palabras son mágicas para un hombre: disfraz. Es como ponerles una película porno a sus ojos.

−Con la condición de que tú también te disfraces.

−Hecho.

Ahora sí, ¡tengan de qué hablar!

Anuncios

6 Respuestas a “El hombre de Hierro

  1. los disfrazes seran para despues de la peli? jeje

  2. ¡Tengo que conseguirlo corriendo!

  3. ¿y de que te vas a disfrazar?, ¿de mujer fatal?

  4. no te olvides de un antifaz!

  5. y que me gusta como arrancaste..! porque hasta las superheroínas llevan tacón y toda la cosa, y de esos tú ya tienes muchos… así que a salirle al kite a la scarlett johanson!

  6. Mujer maravilla te va? y si hablan señal que cabalgamos. Beos tía Elsa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s