Un fin cualquiera

 CLXIX

Los fines de semana se hicieron para descansar, o al menos eso dicen. Así que me levanto tardo, hago los ejercicios matutinos y salgo por un café y un jugo de naranja recién exprimido.

También camino por un parque cercano y compro obleas de colores poco naturales, con miel y semillas, me siento en una banca y leo mientras me recuesto en las piernas de mi acompañante.

 Este fin de semana será para descansar. Con él.

Anuncios

5 Respuestas a “Un fin cualquiera

  1. Holaa que genial en serio,¿porque no pueden ser las cosas tan sencillas a veces? la chica que me gusta esta enojada conmigo, pero no me manda al diablo, ¿como debo de interpretar algo asi? jajaja bonito domingo.

  2. Tengo el leve presentimiento que en realidad no es un fin cualquiera, el tener compañía siempre cambia las cosas… que tengas buen domingo, disfrutalo!!!!!! (el domingo y la compañía también)

  3. eso sono a un fin de semana muy romántico.

  4. Sí, ¡vivan los hombres! jajajaja.

    En cuanto a Karl, no te manda al diablo porque seguramente le interesas o le convienes. Piénsalo.

  5. uuffff… y yo en puros funerales… que vida la tuya, hasta el más mínimo detalle es grande en comparación con esto que vivimos acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s