Dios, ¡llévatelos a Las Vegas!

CLXXVI

Vaya fin de semana. Dos días (d.o.s.) días de locura vestidas de blanco. Resulta que a mi hermana le entró la urgencia por decidir qué vestido va a usar en su boda y a Lizzy la neurosis de supervisar lo que usaremos las damas (sí, habrá damas) para tan feliz ocasión.

Imagínennos, cinco mujeres, por un lado, escogiendo el modelo en el que Tamara se verá menos embarazada y, por otro, ocho (o.c.h.o.) viejas pensando qué color se nos verá mejor, mientras la novia (una bridezilla cualquiera) decide que eso no es importante, lo que importa es que quede con el tema de la ceremonia.

Las preguntas son:

¿Qué tan poco embarazada se podrá ver una embarazada de 5 meses? Tampoco será tan grave, además, ¡todos saben!

¿Qué importa si el verde limón es el tema de las invitaciones, el ramo y los centros de mesa? Ese NO es un color que se use en vestidos.

¿Es realmente apropiado darle de beber a una neurótica, sin importar cuánto vaya a gastar en la tienda?

En realidad, ¿qué papel jugamos las hermanas, las mamás y las amigas en la organización de las fiestas si al final, NO IMPORTA lo que opinemos?

Agotadas, terminamos el fin de semana con ampollas en los pies, ningún vestido, frustración total, deseando que enloquezcan (o en este caso, recobren la razón) y vuelen a Las Vegas a embriagarse y unirse ante Dios y Elvis. Y yo, con unas ganas infinitas de permanecer soltera por el resto de mi vida.

Anuncios

4 Respuestas a “Dios, ¡llévatelos a Las Vegas!

  1. asssssssssssh, odio esos momentos, yo, de entrada, tengo nomás 4 bodas este año, y todas furea de mexico!

  2. Son los nervios previos a la boda, luego los nervios en la boda, y finalmente darse cuenta tanta cosa para tan solo un rato. Hacés muy bien ama la solteria. Besos tía Elsa.

  3. Holaaa opino igual son los nervios de la boda, que gastan toda su energia en no pensar, no quieren empezar a dudar, no se como le hacen para casarse, a mi se me dificulta el solo personarlo, creo que solo tendria fuerzas si estuviera profudamente enamorado, jajaja deben ser tantas emociones que no me quiero ni imaginar.

  4. yo por eso mejor no me caso, no se si mi sistema nervioso aguante tanto estres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s