La Luna de San Miguel

CLXXXII

No  hubiera podido imaginar un mejor lugar que San Miguel de Allende para pasarla con diossecretariodelSecretario. Quien conozca este sitio estará totalmente de acuerdo conmigo: es un casi pueblo con todas las comodidades de una ciudad más el encanto de un destino lunamielero.

De hecho, no fue fortuito el hecho de venir aquí, mi hermana me ha llenado la cabeza con que se quiere casar aquí o en Valle de Bravo, así que cuando sugerí San Miguel, fue un dos por uno.

Confieso que todo este asunto de la relación sin título me había causado un poco de conflicto, sobre todo al principio, pero cada vez estamos más y más compenetrados, y, como dicen todos, ¡a dejarme llevar!

Fue divertidísimo fingir que estábamos planeando nuestra propia boda, vimos jardines, restaurantes que sirven banquetes, lugares de vinos y… por supuesto, proveedores de pastel.  Lo mejor fue que nos regalaban cosas, “hacen una estupenda pareja”, nos decían.

No les voy a contar cómo terminaban los días pretendiendo la próxima boda, sólo sabrán que les hice caso y hoy me siento muy muy feliz.

Anuncios

3 Respuestas a “La Luna de San Miguel

  1. OYE, pues felicidades!!! suenas feliz!!

  2. Que padre que disfrutaste, esa es la intención SER FELIZ!!!!

  3. Qué excelente idea la que tuvieron.
    Debí haberte conocido hace muchos años. Mi parfeja y yo estuvimos allá, pero no se nos ocurrió!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s