Éxodo

CLXXXIV

No lo tomaron bien. Hablé directamente con mi jefe superior y me dijo que a qué estaba jugando, que no había sido fácil conseguirme un puesto y menos que la gente “de toda la vida” se acostumbrara a tenerme ahí.

Por un lado, me sentía tranquila, ¡es mi sueño!, pero por otro, un poco culpable, como si los traicionara. Sí, señores, ¡la buenita está de regreso!

Esto del amor apendeja a cualquiera, insisto.

El gran jefe me dejó claro que ya no era bienvenida en este lugar, así que tuve que tomar mis cosas como una ladrona e irme.

Y Él (diossecretariodelSecretario, obviamente) que no está en su oficina y no me contesta el teléfono. ¿Qué dirá cuando le cuente?

Anuncios

3 Respuestas a “Éxodo

  1. Tu lo dijiste : ¡es mi sueño!
    Así que creo que a disfrutar de que tú sueño es realidad.
    Felicidades por ese logro!!

  2. ups! con que no se sienta el tambien traicionado por irte, todo esta bien

  3. Holaa no le heches la culpa al amor, mira la vida esta llena de esas cosas, y nunca vas a quedar bien con todo mundo, asi haz lo que sea mejor para ti, y yo creo que se va enojar tu “secre” por no avisarle antes, no intentes disculparte o vas aceptar que hiciste algo malo, pero ¿no son nada mas que amigos no? un beso byee.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s